Destacado

Nuevo curso, nueva etapa

Somos testigos… ¡Seamos los mejores!

Todos sabemos que cada curso escolar es como si comenzara un poco de nuevo nuestra vida laboral: a veces, no coinciden nuestros compañeros de trabajo, otras veces, son nuestros alumnos, y la más de las veces, no coinciden nuestros deseos.

Cada año, cada curso, vivimos con la angustia o ansiedad de que nuestro trabajo como profesorado de Religión Católica desde Infantil hasta el bachillerato, no está valorado por nadie: ni nuestro alumnado porque la consideran una “maría”, por el profesorado, que la consideran “una asignatura de segunda división”, o incluso, “inadecuada para una escuela”, por la Administración porque somos un número y solo piensan en “ahorrarse” unos contratos y unas horas de trabajo, y para la Iglesia, porque hay quienes no entienden que nuestro trabajo es más que “dar catequesis”, mejor dicho, es muy diferente que la catequesis parroquial y, por lo tanto, necesita tiempo, trabajo y, por qué no, un sueldo que cobrar para alimentar a nuestras familias.

No hay necesidad de enfrentarse con nadie, ni crear conflictos, solo necesitamos que unos y otros, valoren el trabajo que realizamos en cada escuela e instituto.

Pero también es justo decirle a nuestros compañeros de Religión Católica, que no somos meros funcionarios. Nosotros, no somos los que tenemos que estar en la escuela o en el instituto. Esa es la función del Obispo. Es, por tanto, nuestro Obispo quién tendría que estar cada día enseñando en cada escuela e instituto. Pero, aunque parezca una tontería, él no puede llegar a todos los sitios. Por eso ha elegido a un grupo de profesores, con vocación de creyentes y enseñantes, de maestros y maestras, que deben realizar SU trabajo. Por dicha razón, le debemos al Obispo de cada Diócesis el permiso que cada año nos da para que ejerzamos esa función de enseñanza. Nadie puede  olvidarse de esta situación.

post

Es verdad, muchas veces hay profesorado que no hace bien su labor. Es verdad, que mayoritariamente, hay profesorado que HACE BIEN SU TRABAJO. Pero, por favor, no perdamos el tiempo de nuestros alumnos, ni de sus padres, ni del otro profesorado, ni de la Administración ni el de la Iglesia, pues nuestras actitudes pueden hacernos perder más que ganar. Las faltas de asistencia no justificadas a tiempo, el no llamar, no avisar, el dar una mala contestación, un grito en un momento dado, … pueden hacernos perder  todo el trabajo realizado durante un año.

¡Nadie debe pensar que es un profesorado abandonado a su suerte! ¡Nuestra suerte es la de todos y cada uno de los profesores y profesoras de Religión que cada día se presentan a sus alumnos para hablarles de Dios y de su historia de felicidad!

Por favor, no estropeemos con nuestra falta de tacto lo que los demás hemos trabajado tantos años.

Somos muchas las personas que hemos dado clase de Religión desde Infantil hasta el Bachillerato a lo largo de muchos cursos. Algunos seguimos haciéndolos, quizás en peores condiciones que años atrás, pero seguimos adelante. Otros, quizás hemos cambiado por otras asignaturas, o etapas, o incluso por otras profesiones.

Todos, donde quiera que estemos seguimos siendo TESTIGOS de JESUCRISTO, y de su EVANGELIO. ¡No nos olvidemos!

Nuestra misión es enseñar a Dios, mostrar su mensaje, hablar de la felicidad que supone seguir a Jesús.

Al comienzo de cada curso, nos vienen muchas preocupaciones, pero también muchas ideas, muchas ilusiones,… Acuérdense, ¡no tengan miedo! ¡Yo estaré con ustedes hasta el fin del mundo!

REUNIÓN DE COORDINADORES DE ZONA

 

gif3

Próxima reunión de coordinadores de zona tanto de primaria como de secundaria el miércoles 25 de Enero a las 17.00 h  en la casa de la Iglesia.

images (2)

fano 2

Hola!!!! después del comienzo de curso y de haber celebrado nuestras asambleas, los coordinadores de zona tanto de primaria como de secundaria nos veremos el miércoles 9 de noviembre a las 17.00 de la tarde en la Casa de la Iglesia, para compartir cómo va nuestro trabajo.
images (2)